Kuchisake-Onna

La historia, y en si la leyenda, de la Kuchisake-Onna – cuya traducción es La Mujer con la Boca Cortada -, un “Yōkai” – espíritu demoníaco -, forma parte de la mitología japonesa, y es una de las leyendas más conocidas de Japón. En algún momento, probablemente en la época del Japón feudal, la Kuchisake Onna llegó a ser una mujer, una mujer muy hermosa, pero a su vez extremadamente vanidosa, que se casó con un samurai. En medio de su vanidad, la mujer llegó a engañar a su esposo muchas veces. Un día, al enterarse el samurai de que su esposa le estaba engañando, llegó al lugar en el que se encontraba su esposa y, en medio de una mezcla increíble de celos y furia, tomó su katana y comenzó a cortar la boca de su mujer sin remordimiento alguno mientras decía: “¡¿Piensas que eres hermosa?!”. Una vez que terminó de cortar la boca de su mujer, dejando una sonrisa permanente en su rostro por la forma del corte, le preguntó: “Pues, ¿ahora quién va a pensar que eres hermosa?”. La mujer murió poco después, pero a partir de ese hecho comenzó la leyenda que hoy se conoce como Kuchisake-Onna, puesto que la mujer regresó para tomar venganza en forma de “Yōkai“.

En las calles de Japón, en nuestros días, donde no es extraño conseguir personas usando mascarillas para prevenir enfermedades, se dice que una mujer con una máscara de cirugía camina por las noches, especialmente las noches oscuras y tenebrosas. Si se encuentra con algún joven, -normalmente estudiantes de secundaria o universitarios- les pregunta: “¿Soy hermosa?” (¿Atashi kirei?). Si el joven le responde que sí, ella va a quitarse la máscara y le preguntará: “¿Y ahora?” (¿Kore Demo?). Lo más probable es que la víctima grite o diga que no. Entonces la mujer le cortará la boca de un lado a otro con unas tijeras. Sí la víctima responde de nuevo que sí, la mujer lo seguirá hasta la puerta de su casa y ahí mismo lo asesinará, ya que “kirei” en japones para hermosa o linda es muy parecido a decir “kire” que significa cortar.

En otras versiones si respondes “Sí” cuando ella se quita la máscara, te dará un brillante y valioso rubi cubierto de sangre y se irá. En otras versiones, si le dices otra vez “Sí”, sacara las tijeras y te cortará la boca de un lado a otro para que sientas lo mismo que ella, para que seas igual de “hermoso” que ella. En la mayoría de las versiones es imposible escapar de Kuchisake-Onna, puedes salir corriendo pero aparecerá enfrente de ti. Hay varias formas de escapar según las variaciones de la leyenda: puedes cambiar la respuesta y ella quedara pensativa, en ese momento puedes huir. También puedes llevar dulces contigo y se los tiras o simplemente se los ofreces.

Si no, le puedes preguntar: “¿Soy hermos@?” y, confundida, ella simplemente se marchará. También se dice que si al preguntarte por primera vez si es hermosa, le dices que tienes prisa y debes atender un asunto muy importante, se disculpará y te dejará marcharte, yéndose ella también. ¿Muy educada la muchacha, no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s